Entradas

Del franelero popular / Rolando Revagliatti

Imagen
Más vale solo porque sí
que desestimado porque no.



*




Las margaritas que arrojaron a tus chanchos
mis vacas se las comen.



*



Suelen las fieras domesticadas
ser melómanas.



*





A la madre de todos los vicios
la sirve regularmente el padre
de todos los fornicios.



*




Dícese del buey
lamiéndose solo:

¡qué bien lo hace!


*



No nos une la afición al alcohol
sino al quebranto:
será por eso

que la excito tanto.



*


La vida que te doy es un mal necesario.



*



En el terreno de las hipótesis
se cuecen habas.



*



Al fin se rompió
ese feo cántaro

Soledad Rithner / La muñeca rota

Imagen
“Ella sueña que todo es un sueño”






I


 Su día comienza a las cuatro en punto de la mañana. Unos mates bien calientes, escribir y dibujar hasta que el reloj indique la hora de partida al trabajo. Entrada la noche, Dorian regresa a la pensión. Ella está en la cama: “no me siento bien, no te hice la cena”, le dice. “No importa, Ella.” Y se acurruca a su lado. Nada que lo sorprenda, es una noche como cualquier otra. Ella cae en un profundo sueño. El se levanta, trabaja un poco más en los últimos escritos. Se prepara un café y fuma un cigarrillo, será el último que su asma tolerará. Dorian ha estado enfermo desde la infancia y muere esa noche.






II




 Dorian vuelve en el 110 de regreso a la pensión, donde lo espera Ella. Piensa en el cuento que está escribiendo y sonríe: ya tiene el final. Mira las veredas rotas, a una pobre anciana que camina trabajosamente, las palomas, y casi sobre la esquina, un ángel. “Pero… ¿Cómo?” piensa. El accidente es entre el colectivo y una moto que cruza en rojo. Dori…

Lectura y diálogo / Fabián Soberón

Imagen
Un hombre habla todos los días, a la madrugada, en una habitación del hotel Paradise, en Brooklyn. Tiene la voz grave, cavernosa, como si fuera un bajo. Un día de nieve el hombre entra a la pieza apurado, urgido. Unos ruidos sordos se escuchan detrás de la pared que compartimos. Golpea con insistencia. Y toma lo que parece el teléfono y habla. ¿Habla solo? No se oye a nadie del otro lado. Al día siguiente, el hombre se demora en ciertos aspectos del clima, enumera las jornadas nubosas y evalúa los favores de la lluvia continua. Luego repite las frases, como si alguien no entendiera lo que dice. Cada tanto, hace pausas. El silencio inunda la escena como una serpiente. Por momentos, se oye la voz estridente y tímida de una mujer. Al finalizar la semana, a la misma hora, el hombre retoma su plática. Entiendo la mitad de lo que dice. Habla en inglés y en ruso, o en alguna lengua eslava. Quizás prepara una clase para la universidad. O es vendedor ambulante y añade acciones a su perfomance de …

Alma M. / Entre lágrimas

Imagen
Me encontraba rindiendo un examen final en el traductorado. Debía realizar la traducción inversa de un texto que trataba sobre distintos tipos de accesorios para protegerse de la lluvia. Debía traducir al alemán “botas de goma”. No hubo forma de que pudiera recordar el término, así que, quedó el espacio en blanco. Salí del examen y me olvidé del tema hasta que, al día siguiente, en la sala de espera de mi osteópata, el Dr. Müller, me puse a hojear una de sus revistas importadas y vi la publicidad de las “Gummistiefel”, que brindan una total protección para nuestros pies, tanto para los de las damas como para los de los caballeros y que no son frías porque están revestidas en corderito, y que además ahora en Alemania vienen en todo tipo de modelos y colores. Me sorprendí doblemente: por haber encontrado allí la palabra que buscaba en el examen y porque es un término bastante anodino, inocuo y común, yo no llegaba a entender por qué, entonces, había caído bajo la represión en el moment…

Elena Irurzun / Momo

Imagen
Caminaba sobre el lecho rocoso de un río que serpenteaba entre las montañas. Había tenido suerte en encontrar al grupo de Neanderthales después de haberse retrasado de su clan. Contaba con armas mejores y mayor habilidad para la pesca, lo que les aseguraba suficiente comida a todos, y protección para ella. Distraída, piso mal y resbaló cayendo por la barranca, escuchaba los gritos y las ramas lastimaban su piel desnuda.


Se despertó sobresaltada. La pantalla del celular marcaba las cinco de la mañana, y ningún mensaje nuevo. Momo, el chimpancé, dormía en su jaula. Lo habían comprado, junto a otros, a los cazadores furtivos que mataron a su madre. Y era el único  que habían logrado llevar, con Daniel a este planeta, después de que en la Tierra los partidos animalistas ganaran la batalla política prohibiendo la tenencia de cualquier animal no humano, con cualquier fin. Daniel, su esposo y jefe del proyecto de investigación sobre cognición en primates, del cual no tenía noticias desde hac…

Valeria Iglesias / Al borde del lago artificial

Imagen
Traición de haberte ido
para permanecer
igual que el olor a quemado de las tostadas
o el aceite que se adhiere al táper
que nunca logro lavar del todo bien
como mi madre
Los tápers, las cacerolas y sartenes de mi cocina que
poco a poco comienzan a estructurarse
con lo que queda.
Anoche soñé que estabas
pero habías decidido no vernos más
descubrirlo me abría una esperanza efímera
pronto angustia insoluble
Mejor si te hubieras muerto —te decía

Una dice cosas
sin entender del todo.





***




Extender una magia que nunca existió
los niños al borde del lago artificial
los patos que nadan impermeables
mi padre
yo misma
el inmenso desierto que hay 
que atravesar para llegar al silencio.
Las escenas se despliegan
desbordan
desternillan
yo misma
al borde del estanque
al borde del desierto
y esas palabras que arrasan y erosionan
en forma intermitente
y cada vez
más rápido






***


Vivo en una periferia donde todo ya sucedió o sucede nunca cascabeles de mercería suenan alarmas Hay un guardián —dicen— y una contraseña que dura poco Pero yo deambulo …

Nadia Koval / Igor Stravinski en Argentina

Imagen
El año 2013 se conmemoró el centenario de La consagración de la primavera, el famoso ballet de Igor Stravinski. En Argentina, donde el compositor ruso se convirtió en un artista de culto en los años 30, le han rendido un homenaje en el Centro de Experimentación Teatro Colón (CETC).
Cuando Stravinski llegó a Buenos Aires por primera vez en 1936, su recibimiento causó sensación. A vísperas de la visita, los periódicos locales informaron con detalle sobre la gira que realizaría el compositor por América Latina, con análisis sobre la trascendencia del acontecimiento y la publicación de las crónicas de sus corresponsales en Río de Janeiro y Montevideo.
El querido visitante recibió innumerables telegramas de bienvenida de parte de las personalidades más representativas del entorno cultural, y el entonces director del Teatro Colón, Athos Palma, acudió en persona al encuentro de Stravinski en la capital uruguaya. Stravinski fue entrevistado por el periódico La Nacion el 24 de abril en el pue…