Mónica Tempesti / Fulanito



Los sábados a la noche son toda una vorágine de sensaciones. Suben a la montaña rusa del pensamiento de una mujer.
Sí, así como te digo, a mí me pasa varias veces.
Al oscurecer, con el frío poniendo su granito de arena siempre en contra de una, empiezo a pasar las diapositivas de mi historia amorosa ¿Cómo es que hoy me encuentro sola?
Y recuerdo, aquel Fulanito de la sonrisa pícara que merodeaba haciéndote imaginar que es buenísimo en la cama y vos  sentís que es verdad, que hay piel. Ya puso su manzanita de la discordia y se siente un toro capaz de embestir cualquier resistencia  que le presentes.
Poing. Te pega en la cabeza y soltás el banderín para que pase y entre a tu intimidad.
Y resulta tal como te hizo imaginar, conoce todos tus secretos, te abruma tanto placer. Este Fulanito es “el” hombre.
Querés más, porque es simpático y se puede hablar. Pero él (en este momento todavía no lo sabés) se puso su traje de astronauta y su escafandra. Respira su propio oxígeno. Se controla. Y sabe perfectamente sus límites.
Mientras, hablás con tus amigas de este maravilloso acróbata sexual, de lo simpático que es, etc. etc. etc. Y siempre hay una, la que no es “tan” amiga que pregunta:

-¿Es casado?

Te vas a tu casa con un raye tremendo ¿Quién la habrá invitado a ésa? Esa que te arruinó la noche. Te abrió el panorama de la duda.
Esperás al sábado y le enviás un mensaje al Fulanito para salir.
Y viene. Sí, señoras, viene, que alguien se lo comunique a la que me hizo esa pregunta. 
Estás encantada. Hacés el amor como nunca, perdés un poco el control y cuando todo termina le lanzás un tímido “te amo”.
Al Fulano que siempre se sintió Fulano se le prenden todas las alarmas. Se aturde. No te contesta. Te lleva a tu casa y te despide con su sonrisa pícara.
y se va y no vuelve más.  
“El hombre” se fue como un Fulanito cualquiera.










#Foto: José Buhardilla



Mónica Tempesti 

Nació en Buenos Aires, en 1964.
Realizó sus primeros estudios en el Colegio Nuestra Señora de la Misericordia, en el porteño barrio de Flores.
Es graduada en Psicología.
Escribe cuentos y poemas.
Participa activamente, desde sus inicios, del Taller literario Coleccionistas de Palabras.


https://loscoleccionistasdepalabras.blogspot.com.ar/



Comentarios